#207- ACNUR prepara la asistencia hacia refugiados ucranianos para el invierno

3 Min Read

La mayoría de las personas refugiadas de Ucrania espera volver a casa tan pronto como sea posible; al mismo tiempo, alrededor de dos tercios esperan permanecer en los países que les han dado acogida hasta que hayan desaparecido las hostilidades y hasta que la situación de seguridad haya mejorado, de acuerdo con los hallazgos publicados por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El informe “Vidas en pausa: perfiles e intenciones de las personas refugiadas de Ucrania” (disponible en inglés) muestra que, debido a la guerra, los refugiados constantemente expresan preocupación por su futuro, lo cual les impide hacer planes fijos a largo plazo.

Para llevar a cabo la encuesta, ACNUR y sus socios entrevistaron a alrededor de 4.900 personas refugiadas de Ucrania en República Checa, Hungría, República de Moldavia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia entre mediados de mayo y mediados de junio de 2022 para conocer mejor sus perfiles y comprender sus intenciones a futuro.

Los datos muestran que el 16% planeaba volver a Ucrania en los próximos dos meses; de hecho, el 15% solo tiene prevista una estancia temporal para visitar a su familia, obtener suministros y ayudar a evacuar a sus familiares. De las personas que esperan retornar, el 40% planea hacerlo en el transcurso del próximo mes.

Desde febrero, ACNUR ha brindado asistencia a más de 1,5 millones de personas en toda Ucrania; para ello, ha ampliado los programas de protección, vivienda y asistencia, sobre todo para llegar a quienes viven en las áreas más afectadas por la guerra. Actualmente, el enfoque se centra en la preparación para el invierno; en ese sentido, en lo que va del año, ACNUR ha prestado apoyo a casi 200 centros de acogida y centros colectivos mediante la creación de unas 74.000 camas, y tiene previsto ampliar la capacidad de alojamiento creando o mejorando otras 19.000 camas para que las personas que han huido de sus hogares tengan un lugar digno donde dormir protegidas del frío. En función de los recursos disponibles, ACNUR apoyará a las familias con ayudas al alquiler y reparará algunas casas dañadas, lo que beneficiará a las personas que han regresado a sus hogares.

Share This Article