#242- Cuatro casos innovadores sobre cómo las ciudades están trabajando por la salud mental

6 Min Read

La Red de Innovación Local (RIL) comparte cuatro iniciativas de gobiernos locales que están implementando políticas públicas para abordar la salud mental de la comunidad. Una salud mental equilibrada es sinónimo de calidad de vida y es fundamental para el pleno desarrollo de las personas y la comunidad.

La agrupación “Torbay Lion’s Barber Collective” se formó en 2015 en Inglaterra y consiste en una asociación de peluqueros que buscan crear conciencia sobre el suicidio masculino. Torbay cuenta con un alto número de hombres sin hogar, alcoholismo y tasas de suicidio masculino. La gran mayoría de los hombres con problemas de salud mental no acceden a servicios de atención.

Teniendo en cuenta la confianza que se genera entre el peluquero y el cliente, esta agrupación puso en marcha el programa “BarberTalk” que capacita a peluqueros en cómo reconocer, hablar, escuchar y aconsejar sobre la salud mental. Los peluqueros educan a sus clientes sobre los vínculos entre la salud física y emocional y, cuando corresponde, los vinculan con servicios locales. Este programa busca ser una alternativa sin procedimientos para el control o categorización de usuarios por el nivel de necesidad. Su objetivo principal es el de concientizar a través de una conversación con el cliente.

En España, en Sant Boi de Llobregat, la organización San Juan de Dios creó un proyecto llamado “El teatro de la vida” que se basa en el contacto social entre jóvenes con y sin problemáticas de salud mental con el objetivo de luchar contra el estigma creado en torno a las patologías en salud mental. Participan jóvenes de entre 18 y 25 años, durante una semana, que protagonizan sesiones creativas y dan el cierre con el estreno de una obra de teatro. El grupo también participa de actividades socioculturales con otros grupos de teatro y proyectos culturales locales relacionados a la salud mental.

Al finalizar, se genera un documental sobre toda la experiencia que pretende impactar en un público joven amplio. Para este proyecto se utiliza la metodología del Teatro del Oprimido que fue creada por un dramaturgo brasileño y utiliza técnicas dramáticas como instrumento eficaz para la comprensión y la búsqueda de alternativas a problemas sociales e interpersonales. Busca estimular a quienes participan para que expresen sus vivencias de situaciones de opresión a través del teatro. Con la obra de teatro, se invita al público joven a reflexionar sobre las realidades de la salud mental.

En Estados Unidos, en San José, la Universidad de Stanford e IDEO diseñaron un espacio, con la participación de jóvenes, para modificar la experiencia de esta población al momento de buscar asistencia de especialistas de salud mental. Las actividades de co-creación, junto a los y las jóvenes, permitieron diseñar desde el lenguaje de la marca hasta los entornos físicos y la forma en que el personal interactuaría con ellos. Como resultado, se construyeron dos centros llamados allcove y se prevé abrir cuatro más. El nombre allcove significa unión y espacio rodeado de protección.

Los centros fueron pensados para que la juventud se tome un momento de pausa y acceda a una variedad de servicios y actividades que promueven la salud mental, salud física, apoyo de sus pares, educación, empleo, y apoyo familiar. Su diseño fue pensado para desestigmatizar los problemas de salud mental, por eso cuenta con una forma curva para ser un lugar del cual es fácil retirarse cuando una persona así lo desea. Cuando ingresan a un espacio, las personas no encuentran una sala de espera ni nada que parezca clínico. El equipo aprendió que los y las jóvenes querían elegir cuándo interactuar con el personal y cuándo resolver las cosas por su cuenta. Aquí, la juventud puede buscar orientación o conectarse con el apoyo que necesitan.

En la localidad salteña San Antonio de los Cobres se registra una tasa de suicidios por encima de la media de Argentina y, según los y las jóvenes, la mayoría perdió un amigo o familiar. Es por esto que la escuela política Fratelli Tutti, bajo el acompañamiento de RIL, intervino con una campaña para revertir esta situación. La metodología de trabajo consistió en generar conversaciones con los y las adolescentes a partir de sus dolencias, entender la problemática y desarrollar una solución.

Así, una de las primeras intervenciones consistió en observar y entender a la comunidad. La segunda intervención consistió en analizar para saber cómo actuar. Se formaron redes de cambio locales donde se involucró a la comunidad. Una de las mayores preocupaciones era la ola de suicidios. Con el proyecto se buscó instalar este tema y crear espacios de encuentro. Crearon una escuela de fútbol, un microcine y un taller de pintura de murales. Los y las adolescentes pintaron un mural en el Puente Huaytiquina, lugar donde ocurrían los suicidios, para ayudar a reconsiderar la decisión de quienes no querían continuar con su vida.

Share This Article