“Nos enfrentamos a un período muy duro de erosión y retroceso democrático en la región Centroamericana”, expresa Ilka Treminio, directora de Flacso durante Coversacciones, un ciclo organizado entre Fundación Avina, Oxfam y Fundación Gabo. En el conversatorio distintos referentes de la sociedad civil de la región aportaron su mirada sobre las democracias.

Treminio que es referente en Costa Rica explicó: “Si bien en los 2000 parecía avanzar la democracia liberal en la región, tanto las fuerzas militares como las presiones de la oligarquía obstaculizaron el desarrollo. Hay una deuda con la sociedad en este sentido”.

Según Treminio, la sociedad civil viene luchando hace muchos años por el reconocimiento de los derechos, denuncia la deficiente inversión social y pide por la creación de mecanismos que permitan la inclusión social. “En la región, se profundizan las desigualdades y los discursos políticos lo naturalizan”, dijo.

Desde El Salvador, el referente de Redacción Regional Daniel Valencia opinó: “En democracias endebles, los políticos de turno se esforzaron por potenciar la corrupción y no resolvieron los principales problemas de la ciudadanía. Eso facilitó el crecimiento de las pandillas que causaron mucho daño en la sociedad”.

En relación a la perspectiva de género, la referente de Acción Joven Jinna Rosales explicó que durante la última década la situación de los derechos de las mujeres se complejizó y hubo un cierto retroceso. “Un factor que generó esta situación es la reconfiguración de las democracias y de la geopolítica en la región. Hace unas décadas se veían gobiernos de izquierda que eran más proclives al avance en materia de derechos humanos, sobre todo de derechos sexuales y reproductivos. Últimamente la situación cambió”, enfatizó la referente de Honduras.

La referente del Movimiento Autónomo de Mujeres Nicaragüenses Azahalea Solís expresó: “La democracia es un proceso, que implica la gestión del disenso. En muchas sociedades no se sabe cómo gestionarlo”.