#416- Microagresiones hacia la comunidad LGBTIQ+

3 Min Read

Adecco Argentina, líder mundial en consultoría integral de recursos humanos, presenta la segunda parte de su campaña “Avancemos, no sigamos en el mismo lugar.” En el marco del Mes del Orgullo, el foco de la campaña está en reflexionar y concientizar para promover el conocimiento y la divulgación respecto a las microagresiones que sufre el colectivo LGBTIQ+.

La campaña es un bot llamado AMi (Alerta de Microagresiones), que busca generar conciencia sobre qué son las microagresiones y cómo enfrentarlas si presenciamos una, entre otras cuestiones. Además, con el objetivo de empezar a ponerle nombre a aquello que incomoda, Adecco agregó una sección en la web (https://www.hablemosdemicroagresiones.com/) en la que las personas que ingresen puedan contar microagresiones que hayan sufrido e indicar qué nombre les pondrían.

“Es sólo una etapa”, “No me imaginé que esa persona era gay”, “No te gustan los hombres porque todavía no estuviste conmigo”. Estas son sólo algunas de las frases que es común escuchar habitualmente. Todas ellas representan microagresiones ya que dan por sentado que lo natural y lo que no se cuestiona es lo heteronormativo.

El desafío de eliminar estas barreras que atentan contra la diversidad se traslada, inevitablemente, al ámbito laboral. ¿Cuántas veces al completar una postulación sólo hay opción de elegir género femenino o masculino? Considerar sólo dos opciones de género puede hacer sentir excluidas a muchas personas. Esto es un ejemplo cotidiano de una microagresión. Es importante usar la tecnología en favor de la inclusión, ya que de nada sirven sistemas avanzados si no funcionan en pos de la inclusión laboral.

Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina y Uruguay, comentó al respecto que “se ve una gran disparidad entre los avances que se dan a nivel laboral en algunos aspectos, como el tecnológico, y el estancamiento que vivimos en cuestiones como el respeto, la igualdad de derechos y oportunidades.”

La concientización ayuda a poder detectar las microagresiones y así eliminarlas. Este proceso permite construir ambientes laborales más inclusivos y justos para todas las personas. “Más allá de que se han logrado avances hasta ahora en la sociedad, todavía hay mucho camino por recorrer desde las empresas para seguir rompiendo con barreras y estereotipos que hoy en día continúan existiendo”, finalizó Alexandra.

Share This Article