#444- Los retos legislativos de Gustavo Petro en su primer año de gobierno

3 Min Read

Durante su primer año de gobierno, el presidente colombiano Gustavo Petro enfrentó desafíos significativos al no contar con mayorías parlamentarias propias. En lugar de ello, tuvo que negociar el apoyo de un conjunto de partidos con intereses heterogéneos, lo que se tradujo en un proceso legislativo arduo y complejo. Estos desafíos se acentuaron en los últimos seis meses, coincidiendo con una caída en su índice de aprobación, que ahora se sitúa en un 35%. Estos datos se desprenden de un informe de Directorio Legislativo.

El año 2022-2023 se caracterizó por una cifra inusualmente baja de leyes aprobadas, apenas 34 en total, cifra que solo se compara con el primer año del segundo gobierno de Juan Manuel Santos. Esto no significa que el Congreso estuviera inactivo, sino que cada proyecto de ley aprobado requirió extensas horas de negociación y algunos quedaron en el camino. Un análisis detallado muestra que, en promedio, por cada ley sancionada, se realizaron cuatro sesiones plenarias, seis reuniones de comisión (solo en Representantes) y seis audiencias públicas.

Aunque el oficialismo logró algunos éxitos legislativos en los primeros meses, como el Presupuesto 2023, la Paz Total y el Plan Nacional de Desarrollo, las cosas cambiaron en el segundo semestre con la presentación de reformas más ambiciosas en áreas como salud, laboral y previsional. Estas propuestas generaron fisuras en la relación con los aliados del presidente.

A pesar de las dificultades, el 35% de los 43 proyectos de ley presentados por el poder ejecutivo en el año legislativo 2022-2023, de manera individual o conjunta con otros actores, lograron llegar al final del trámite legislativo. Sin embargo, aún quedan 5 proyectos pendientes de sanción presidencial. En contraste, ninguno de los proyectos de ley presentados por legisladores a lo largo del año llegó a convertirse en ley, el 45% se encuentra en la primera mitad del trámite legislativo y el 3% en la segunda mitad.

Las tensiones dentro de la coalición de gobierno en torno a la agenda legislativa provocaron el distanciamiento del Partido Conservador y de la U, quienes se declararon independientes, y también se presentaron casos de ruptura de la disciplina partidaria. Esto abre distintos escenarios de cara al próximo año legislativo.

Share This Article