En el marco de la COP28, Gastón Kremer, Gerente de Programas de WTT , explica la importancia de abordar el concepto de agronegocios regenerativos para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Desde el consorcio Negocios Alimentares Regenerativos, que incluye a WTT, Avina y otras 8 organizaciones internacionales, se entiende a  los negocios alimentarios regenerativos (NAR) como iniciativas que priorizan la centralidad de la naturaleza dentro del enfoque empresarial para la producción de alimentos. En los NAR la conservación, restauración y el fortalecimiento de los ecosistemas son ejes centrales a las actividades, propósitos y propuesta de valor del negocio. Al mismo tiempo, están alineados a un abordaje integral y holístico buscando que la equidad, justicia sociocultural y prosperidad económica se distribuyan por toda la cadena de suministro y procesos a los cuáles están vinculados.

Según el especialista, abordar este concepto es clave en la COP28 ya que los sistemas alimentarios impactan directamente en cuestiones urgentes como la crisis climática, la pérdida de biodiversidad, la generación de ingresos rurales y un uso más sustentable de la tierra.

La plataforma regenerativo.org/mapa-nar, por ejemplo, presenta un mapa que destaca 104 agronegocios regenerativos en la región amazónica y 67 en el corredor centroamericano. De ellas, 48 están dirigidas por mujeres y 102 por grupos vulnerables o en colaboración con ellos. En el marco del consorcio, se generarán sistematizaciones de casos analizando indicadores de impacto e inversión

Kremer advierte que el principal desafío para escalar estos modelos reside en sistematizar e intercambiar conocimientos tradicionales y científicos que permitan innovar en pos de la sustentabilidad. Asimismo, se requiere de financiamiento adecuado a las realidades locales para viabilizar estos emprendimientos.