Las guerras y los conflictos, que se extienden por todo el planeta, impactan sobre las tendencias de democracia. El Democracy Index 2023, elaborado por la Unidad de Inteligencia de The Economist, registró un descenso en su puntuación total de 5,29 en 2022 a 5,23. La creciente incidencia de los conflictos violentos afectó la puntuación de la democracia mundial.

Según la medida de democracia de la Unidad de Inteligencia de The Economist, casi la mitad de la población mundial vive en una democracia de algún tipo (45,4%), pero sólo el 7,8% reside en una “democracia plena” (puntuación superior a 8,00). Bastante más de un tercio de la población mundial vive bajo un régimen autoritario (39,4%).

Un dato relevante es que el número de democracias aumentó en 2023, ya que Paraguay y Papúa Nueva Guinea pasaron de ser “regímenes híbridos” a “democracias defectuosas”. Grecia pasó a ser una “democracia plena”, pero Chile se reclasificó como “democracia defectuosa”. Pakistán pasó a ser un “régimen autoritario” y Angola un “régimen híbrido”.

Tres años después de la pandemia de covid-19, que provocó un retroceso de las libertades en todo el mundo, los resultados para 2023 apuntan a un continuo malestar democrático y muestran falta de avances. Sólo 32 países mejoraron su puntuación en el índice de 2023, mientras que 68 registraron un descenso. Las puntuaciones de 67 países no variaron, lo que dibuja un panorama global de estancamiento y regresión. La mayor parte del retroceso mundial se produjo entre las no democracias, ya que los “regímenes autoritarios” se afianzaron y los países clasificados como “regímenes híbridos” encontraron trabas para democratizarse.

“El descenso en la puntuación global del índice se vio impulsado por retrocesos en todas las regiones del mundo, excepto en Europa Occidental, cuya puntuación media en el índice mejoró por el menor margen posible (0,01 puntos). Los mayores retrocesos se produjeron en América Latina y el Caribe, y en Medio Oriente y el Norte de África. Los países del Sahel y África Occidental también estuvieron entre los que obtuvieron peores resultados en el índice de 2023, a medida que los golpes de Estado y los conflictos se extendían por la región. Los acontecimientos adversos en Canadá provocaron un descenso de la puntuación de América del Norte hasta 8,27, por debajo de la de Europa Occidental (8,37), siendo la primera vez que América del Norte no se sitúa como la región con mejor puntuación del mundo desde el lanzamiento del Índice de Democracia en 2006”, dice Joan Hoey, editora del informe.

El informe está disponible gratuitamente en eiu.com/democracy-index