La Mojana, es un gran humedal de más de un millón de hectáreas de tierras bajas, en donde se encuentran tres de los ríos más importantes de Colombia: el Magdalena, el Cauca y el Río San Jorge, que pasan por esta región en su camino al mar.

Hoy sólo el 10% del área natural de la vegetación ribereña y de ronda de humedales permanece y sus ríos y caños se están sedimentando, generando pérdida de riquezas y especies acuáticas y de ribera.

Por eso, el Ministerio de Ambiente, en alianza con el Programa de las Naciones Unidas -PNUD-, están desarrollando el Proyecto Mojana clima y vida fase III, para fortalecer e implementar acciones para la gestión integral del agua como base del ordenamiento territorial sostenible en La Mojana.

Una de las acciones del proyecto es la rehabilitación de los caños que busca recuperar de forma participativa la función de conectividad hidrológica y ecológica de los caños. Por esta razón, el equipo de la Dirección de Recurso Hídrico del Ministerio de Ambiente y el PNUD realizaron una visita a las comunidades de Zapata y Puerto Dajer en Majagual, que se ubican en las orillas del Caño Ventanilla.

Javier Rivera, presidente de la Junta de Acción Comunal de Zapata afirmó: “el caño está tapado, ya no podemos navegar ni pescar en él, por eso su recuperación es muy importante para la comunidad”.

El Ministerio y el PNUD reafirman su compromiso con la rehabilitación de los 60 km del Caño Ventanilla, que atraviesa los municipios de San Jacinto del Cauca (Bolívar), Guaranda y Majagual (Sucre), con una inversión de más de COP $15 mil millones.

Las acciones de rehabilitación ya empezaron con la socialización del proyecto en las comunidades de Zapata, Zapatica, Puerto Dajer, Ventanillas media y alta y el Carrao en las que participaron 120 personas, por otro lado, 454 personas de 16 comunidades en seis municipios han participado en socializaciones del proyecto con énfasis en restauración.

Hasta el momento, se han firmado cuatro acuerdos comunitarios de restauración que protegen 1.313 hectáreas en tres municipios y 103 personas participan en el proceso de certificación de normas técnicas realizado con el SENA.