Financiamiento privado y público, amenazas a dirigentes, pérdida de biodiversidad y más. Es parte de lo que revelan los resultados preliminares del Mapa de Falsas Soluciones a la crisis climática levantado por la Plataforma Latinoamericana y del Caribe por la Justicia Climática (PLACJC) y la Campaña Global para Exigir Justicia Climática (DCJ LAC), en el marco del proyecto “Detener la Captura Corporativa Climática en América Latina y el Caribe”.

Los resultados preliminares fueron presentados en el Foro: Falsas Soluciones a la crisis climática y su promoción en América Latina y el Caribe realizado en Panamá. Ahí se dio a conocer que las falsas soluciones ingresadas hasta ese momento, configuraban una trama de impactos que van desde la pérdida de derechos territoriales hasta la extinción de especies.

En palabras de Amanda Yepez, del Colectivo de Geografía Crítica del Ecuador, “hasta la fecha, hemos logrado conectar 47 puntos de casos en 11 países. Hemos seleccionado la plataforma Open Street Maps justamente porque es más estable (…). Así podemos consultar permanentemente los puntos que son  de acceso libre. Al dar clic en uno de los puntos registrados, tenemos la información de la falsa solución”.

Al indagar sobre las comunidades afectadas, se observó: 16 comunidades indígenas, 14 comunidades campesinas no indígenas, 13 comunidades sin identificar, 8 de campesinos sin tierra, 7 comunidades de pescadores, 4 cimarronas, 4 afrodescendientes, 4 barrios urbanos, 2 sectores de trabajadores industriales, 2 representaciones gubernamentales locales, 1 caso que afecta trabajadores informales, y 1 caso que afecta recolectores de residuos.

En dichas comunidades, el mapa desvela impactos negativos como: 17 enfrentan la pérdida de derechos sobre su territorio, mientras que en 13 casos el problema es la pérdida de hábitat, diversidad o agrodiversidad. Hay cambios de propiedad en la tierra en 11 casos, profundizando las desigualdades ya existentes en otros 10 casos. En 11 casos, hay contaminación de las aguas y suelos. En 7 casos se alerta sobre desplazamiento forzado, mientras que la autonomía territorial se desvanece en 17 casos. La dependencia de insumos externos se incrementa en 11 situaciones, y 6 comunidades enfrentan violencia directa, como amenazas a activistas. También se revelan 6 casos de deforestación, mientras que la pérdida de prácticas de conocimientos locales se convierte en una realidad palpable en 5 casos. Finalmente, el lamento de la naturaleza resuena en 3 casos de extinción de especies.

Los hilos financieros detrás de estos proyectos revelan un patrón donde la mitad están financiados por el mundo privado, mientras que la otra mitad se nutre de instancias públicas nacionales o internacionales.

Enlace al mapa