La integración de la tecnología y la Inteligencia Artificial (IA) con la sabiduría ancestral fue el eje central de un reciente panel de discusión que reunió a líderes indígenas de los pueblos guaraní y weenhayek en Tarija. Enrique Camargo, teólogo y sabio de la Nación Guaraní, destacó que la tecnología debe servir como una herramienta para la reivindicación histórica y la restitución de territorios. Subrayó la importancia de utilizar la IA para recopilar datos precisos sobre sus tierras, crucial para contrarrestar la explotación y proteger a las futuras generaciones. Camargo enfatizó que la tecnología debe apoyar la lucha por la recuperación de Itika Guasu, un territorio sagrado en peligro de explotación.

Pablo Rivero, Capitán Grande del pueblo Weenhayek, señaló la necesidad de obtener información precisa sobre el territorio y la contaminación de los ríos mediante la IA. Sin embargo, advirtió que la tecnología por sí sola no resolverá problemas como la violencia y la discriminación, y subrayó la importancia de que la información contribuya a detener estos problemas.

Marcia Mandepora, socióloga y experta en Educación Intercultural Bilingüe, habló sobre la importancia de que las comunidades indígenas comprendan y controlen la tecnología. Propuso que la IA puede ser una herramienta poderosa para generar contenido propio y visibilizar los saberes indígenas, respetando su lengua y cultura. Mandepora destacó la necesidad de superar la brecha educativa y tecnológica, especialmente revelada durante la pandemia.

Eva Cadencia, líder de la Asamblea del Pueblo Guaraní, y Mariela Melgar, Secretaria de Género de la APG Yacuiba, enfatizaron la necesidad de que la IA incluya y preserve el idioma guaraní. Cadencia lamentó la pérdida de costumbres debido a la falta de presencia del idioma en las nuevas tecnologías, mientras que Melgar propuso utilizar la IA para rescatar el conocimiento de las abuelas y fortalecer la identidad cultural de las nuevas generaciones.

Los referentes concluyeron que es importante que la IA refleje la diversidad y tenga en cuenta las voces y la espiritualidad indígenas. Enrique Camargo destacó la lengua indígena como codificadora de ciencia y conocimientos, insistiendo en la necesidad de apropiarse de la tecnología para contribuir a la salud de la humanidad y el universo. Mandepora subrayó el rol crucial de la mujer indígena en el fortalecimiento de la lengua y la cultura, y abogó por proporcionarles las condiciones necesarias para superar la brecha educativa y tecnológica.